¿Cuánto vale la información?

Es quizás uno de los debates más calientes del momento.

Miguel Sebastián, el ministro de las bombillas de mercurio por un desarrollo sostenible, quiere que crear una tasa para buscadores. Porque los buscadores usan la información que proveen los hostings y usan las redes de los ISP. O sea, que los buscadores son unos piratas del ciberespacio.

Pero noten que hay en esta analogía una diferencia sustancial: Los buscadores se lucran con el uso de una información, cuyos gastos de creación, alojamiento y mantenimiento no soportan.

El ministro cuota de industria defiende que los buscadores paguen una tasa y a cambio tienta a la población para que lo apoye con una cantinela conocida: Así los ISP pueden ofrecer un Internet más barato, de más calidad. ¿Más barato? ¿De más calidad? ¿De qué ISP estamos hablando?

Porque claro, aquí sucede que España es uno de los países de la UE con el acceso a Internet más caro. Así que, por tanto, no parece que los demás ISP del resto de Europa necesiten esas tasas para ofrecer un mejor servicio.

Pero ahora vamos ustedes y yo a hacer una propuesta “mejor”: ¿Y si cobrasen Google y Yahoo una tasa a Telefónica? No, no estoy de broma. Porque ¿qué sería de Telefónica y otros operadores si no fuera por los grandes buscadores que facilitan el acceso a la información y la difusión de la misma?

Supongamos por un instante que Google se plantease cobrar una tasa a los operadores cuya información quisieran que fuese localizada y visualizada en millones de hogares y ordenadores de oficinas gracias a sus spiders.

Seguramente pensarán que no es viable porque Telefónica no tendría más que crear su propio buscador. ¿Seguro que es tan fácil? ¿No iría este movimiento en contra de la defensa de la competencia y las leyes antimonopolio?

Pero voy más lejos. Imaginen por un momento el negocio de la información desde los que la generan. Imaginen que IBM, Siemens, la Casa Blanca o el Ministerio de Industria de Sebastián decidiesen cobrarle a Telefónica por alojar su información. ¿Es que acaso el negocio de Telefónica no consiste en dar servicio de comunicación? ¿No le interesa alojar cuanta más información y de más calidad (y más pesada de transmitir) mejor para que la gente compre teléfonos y router y contrate líneas y servicios de banda ancha?

Es otro punto de vista que Sebastián no se le ha ocurrido…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo economía digital, internet, Miguel Sebastián, tasa google

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s